domingo, 26 de abril de 2009

Lágrimas de vida

Para todos aquellos que sentimos el pellizco interior que provocan estas fechas, por ser la antesala de la exaltación de un sentimiento que pocos tienen la oportunidad de conocer de forma certera sin dejarse llevar por prejuicios que provocan perjuicios, para todos ellos este año la romería del rocío irá dedicada a una causa muy especial. Una causa referente a lo social, y que mejor forma que establecer como núcleo de la misma a un lugar emblemático por su sentido en nuestras vidas, inmerso en un acontecimiento de tal magnitud como es la romería del Rocío.

Este año nuestra "romería", irá dedicada a la donación de órganos.

De forma inesperada y casual esta mañana me encontraba con la voz de una mujer de esta tierra que plasmaba su experiencia personal en un medio de comunicación intimista como es la radio. Ella ( Susana Herrera Márquez) nos relataba como el momento peor de su vida, la muerte de un hijo de tan siquiera 7 meses se convertía en la oportunidad de transformar sus lágrimas en vida. La entereza de esta mujer, me ha hecho no poder dejar de pensar en la fuerza que otorgaba a su voz contándonos un momento tan doloroso, algo que como ella nos indicaba, ni siquiera tiene una descripción en el diccionario de la RAE, ninguna palabra puede expresar el dolor de una madre con la pérdida de su ser más querido, el único producto de sí misma.

Lo que me ha llamado poderosamente la atención es que en ningún momento su discurso se dejaba llevar por connotaciones pesimista , sino más bien todo lo contrario, susana nos habla de la posibilidad de nacer de nuevo en un momento así, pudiendo solidarizarnos y aliviar el sufrimiento de otras familias, un canto a la vida que no solo podemos disfrutar a través de la radio, sino que también podemos regalarnos con la publicación de un libro Lágrimas de vida, que no tardaré en buscar en nuestras librerías para poder disfrutar brevemente de él.

Donar es regalar, donar órganos, es regalar la vida.

Lágrimas de vida, De La Jara